Quienes visitan la plaza pública Dr. Gilberto Concepción de Gracia en Vega Alta se econtrarán con nuevas formas de ver la tradición navideña y es que apeló a la creatividad de diversas maneras con algunos de los escombros que dejó el Huracán María a su paso. La madera, el zinc, los plásticos y otros materiales hoy son árboles navideños con mensajes relativos a la época, así como referencias a la bandera puertorriqueña y la Estrella de Belén.

“Esta es una iniciativa de los propios servidores públicos municipales, quienes se pusieron de acuerdo para adaptarse a las realidades que estamos viviendo y los resultados son celebrados por los que visitan la plaza, por la variedad de estampas que se han establecido”, detalló el alcalde Oscar ‘Can’ Santiago. 

Entre las decoraciones están los pinos hechos con paletas de madera y coloridos mensajes de tolerancia, paciencia y humildad. También se transformaron planchas de zinc desechadas en triángulos coronados con estrellas y hasta casitas jíbaras, cada una representando a las distintas comunidades vegalteñas. “Quedó bien bonito y distinto a lo que se hacía antes, porque no son cosas compradas, se usó lo que hay disponible y le pusieron colores y creatividad. Para mí es también un ejemplo para los niños. Prácticamente de cualquier material podemos crear cosas nuevas”, mencionó María Cabrera, maestra de arte del sistema público de enseñanza y quien viajó de Manatí para las fiestas de pueblo que se celebraron este fin de semana en Vega Alta.

Como parte de la decoración navideña en la plaza vegalteña está un inmenso árbol iluminado que en sus tiempos verdes, florecía en uno de los barrios vegalteños. “Ese árbol lo arrancaron los vientos del huracán y nos ha servido de ejemplo del renacer de nuestro pueblo. Lo trasladamos a la plaza y aún seco, envía un mensaje a todos los visitantes: seguimos trabajando por nuestro pueblo y conservando nuestras tradiciones navideñas. Es un símbolo del espíritu combativo de nuestro pueblo”, añadió el Alcalde.

Como parte de la celebración de las fiestas de pueblo de Vega Alta, el viernes también se celebró la centenaria tradición de la iluminación del cuadro de la Virgen, conocida como ‘la quema’ manifestación religiosa de origen medieval, que llegó a la Isla como parte de la colonización española. La misma consta de un organizado montaje de fuegos artificiales que luego devela un cuadro de la advocación de la Inmaculada Concepción de María, que da origen a las festividades, comentó el historiador vegalteño Benjamín Negrón.

“Durante la Edad Media, la acción purificadora del fuego se aplicaba como un símbolo de renovación, de un nuevo comienzo. En ese sentido, es un concepto que aplica perfectamente a la situación que vivimos como pueblo, donde nos congregamos para reconstruir, para renovarnos luego del paso de dos huracanes, porque aquí en Vega Alta padecimos los dos, Irma y María”, detalló el también académico.

En las Fallas de Valencia, España, se celebran fiestas en honor de su patrón, San José, el 19 de marzo. En la última noche de los cuatro días de festejos se hacen estallar juegos pirotécnicos sobre residuos de madera y cartón piedra, llamadas fallas. El fuego es un importante elemento en los ritos de muchas culturas. Santiago destacó que las fiestas de pueblo es “una de las tradiciones más apreciadas por nosotros los vegalteños y este año adquiere una mayor pertinencia, por eso hemos hecho el esfuerzo con la parroquia, la empresa privada, que ha costeado las mismas para poder llevarlas a cabo. Es además un poco de alivio y distracción en medio de todas las situaciones luego del Huracán María”, finalizó el Alcalde.

compartir