“La moda no solamente es vanidad, también nuestra industria tiene un compromiso de civismo, por eso, compartir un día como hoy con estos niños y poder traerles un poco de alegría, me llena de gran satisfacción”.

Con estas palabras la diseñadora Sonia Rivera cumplió el compromiso de los diseñadores de regresar al Hospital Pediátrico Universitario, Dr. Antonio Ortiz, luego de haber llevado bultos para los pacientes, previo al inicio de clases.

“Agradecemos la invitación que nos hiciera el Departamento de Salud a un grupo de modistas de San Juan Moda para impregnar del espíritu navideño las frías habitaciones del hospital y hacer entrega de juguetes a los cientos de niños que forman parte de los pacientes que diariamente son atendidos en la institución médica. Ya es nuestra segunda visita y pronto regresaremos para entregar dos incubadoras que logramos conseguir en un esfuerzo colectivo durante la reciente edición de San Juan Moda”, abundó Sonia Rivera.

De esta manera y al son de plena, las diseñadoras Michelle Ann y la pequeña Sabrina se unieron a Rivera en esta gesta benéfica que logró sorprender a los pacientitos que por unas horas, pudieron olvidar sus pesares para disfrutar de una velada musical con las típicas melodías navideñas.

Para Michelle Ann, la visita que logró en conjunto con Panadería Los Cidrines no solo formaba parte del compromiso que tiene San Juan Moda con esta institución, sino más bien una obligación personal ya que según ella, “es importante traerle a estos niños un suspiro de alegría y felicidad en esta Navidad, luego de tantas cosas que ellos, al igual que nosotros, hemos tenido que enfrentar los pasados meses en esta Isla”.

Asimismo, para Sabrina, quien sólo tiene ocho años y debutó en la pasada edición de San Juan Moda, la experiencia fue sumamente gratificante porque “me dieron una oportunidad de hacer a estos niños felices con los juguetes que le entregamos, a pesar de la enfermedad que los trajo aquí”, indicó la niña.

Por su parte, la Dra. Concepción Quiñones de Longo, Subsecretaria de Salud elogió la acción de estos diseñadores que sacaron de su tiempo para pasar la mañana con los niños del Hospital Pediátrico y contagiarlos con la típica alegría de las navidades puertorriqueñas.

“Toda acción benéfica para este hospital, por pequeña que parezca, tiene un gran impacto, tanto para la población de pacientes que atendemos, como a la institución hospitalaria en sí. Son diversos los retos que diariamente enfrentamos, pero la salud de nuestros niños siempre será una prioridad”, reiteró Quiñones de Longo.

El Hospital Pediátrico Universitario es la principal institución del país dedicada exclusivamente a ofrecer servicios médicos a los niños de Puerto Rico y el Caribe. Como facilidad supraterciaria, cuenta con todos los servicios disponibles para la población pediátrica del país, los siete días de la semana. Estos servicios incluyen, pero no se limitan a, los servicios quirúrgicos, oncológicos y a servicios de ortopedia entre otros.

compartir