En tiempos de austeridad económica en Puerto Rico, surge un llamado casi obligatorio a la reinvención y al microempresarismo, a la vez que el llamado por una mejor protección del ambiente se deja sentir con fuerza en las calles.

En este despertar reflexivo, han surgido alternativas para reutilizar recursos, desarrollar nuevas fuentes de energía e incluso hacer negocios que propicien seguridad tanto a corto como a largo plazo.

Uno de los recursos que más se ha diversificado en su función es la bicicleta, que es utilizada tanto como medio de transporte como vehículo de ocio, dentro y fuera de la ciudad.

Cada día se ven más personas utilizando la bicicleta para ir al trabajo y hacer compras o diligencias. ¿Las razones? Es una alternativa al tapón, protege al medio ambiente de gases contaminantes y representa un ahorro para el bolsillo en medio de la actual recesión.

Pero poder vivir de esta práctica representa un reto que solo algunos están dispuestos a correr. Ese es el ejemplo de David Rosado, quien en medio de la crisis agarró su bicicleta, se reinventó y emprendió un camino incierto con su micro empresa de mensajería eco amigable.

“Tomé unos talleres de empresarismo en el Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas y Tecnología de Puerto Rico, hice un plan de negocios, y la idea era en un principio solicitar un préstamo, el cual sí solicité y aún estoy esperando la respuesta (entre risas). Pero no requirió tanto. Una bicicleta y un bulto. Todo lo que es lo gubernamental es bastante tedioso, los permisos, registrar el negocio. Aunque algunos de esos trámites burocráticos se pueden hacer por Internet, siempre te hacen pasar por las oficinas. Pero como los gastos son mínimos no notas tanto ese impacto”.

Entre patentes, registros y el permiso de operación para su empresa de mensajería eco amigable Rosado gastó aproximadamente 175 dólares.

Rosado describió que “de poco en poco” su negocio se fue insertando en el mercado, y que su empresa que lleva tres años en dos ruedas, ha llegado a tener al menos cuatro empleados.

“Empecé a salir a la calle, a hacer mis diligencias, vestido con el uniforme y el bulto de Zum Zum. Cuando tenía que llevar algo al correo, aprovechaba las redes sociales como Facebook y Twitter para realizar la propaganda, y así fui dando a conocer el negocio hasta que una empresa, que fue mi primer cliente fijo, me llamó para que hiciera sus transferencias en los bancos” contó Rosado.

La mensajería eco amigable consiste en repartir correspondencia entre oficinas o entes que requieran el servicio de un correo inmediato, pero con un medio de transporte que no genere contaminación. De esta forma el mensajero tiene la misión de entregar el paquete el mismo día así haya sol, o esté lloviendo.

Igualmente, el trabajo se concentra en el área metropolitana, y los principales demandantes de este servicio son abogados, contables, y personas que necesitan realizar transacciones o enviar alguna cosa al correo.

Por tal razón, el método de transporte más práctico y costo efectivo resulta ser la bicicleta, aunque existen mensajeros en el área metropolitana que prefieran utilizar motocicletas con el fin de llegar más rápido a los destinatarios. Sin embargo, los efectos que produce en el medio ambiente se reflejan en la contaminación por humo y por ruido.

“Lo que hace que una persona opte por una motora o un carro en lugar de la bicicleta es una cuestión de idiosincrasia. Es la mentalidad de que el poder del motor me va a hacer llegar más rápido, pero la realidad es que eso ha ido cambiando con el tiempo. En el 75 por ciento de los países del mundo, la mensajería se hace en bicicleta”, expresó el planificador urbano Jardany Díaz Salgado.

“Ha habido una mayor concienciación sobre los efectos del dióxido de carbono y los jóvenes han sido más audaces al aceptar este tipo de trabajo porque cuando están trabajando a la misma vez están haciendo ejercicios, están recorriendo la ciudad, están haciendo ciudad” sostuvo.

Según el planificador, se estima que cada año las motocicletas emiten alrededor de 4.5 toneladas de dióxido de carbono.

Díaz Salgado añadió que las motocicletas muchas veces son un peligro para los transeúntes, debido a que en algunas ocasiones los conductores son negligentes en el cumplimiento de las reglas de tránsito y los accidentes son más catastróficos.

“En la bicicleta aunque la persona vaya más lento, dentro del área urbana es más efectiva y más segura”, concluyó Díaz Salgado.

Ver el mundo de color Verde

Existen diversas formas de impactar beneficiosamente al ambiente desde una pequeña o mediana empresa. Ciertas entidades como la SBA, Green Business Bureau, Green Business Certification o Green America otorgan certificaciones que permiten que los negocios puedan ser reconocidos como sustentables.

Algunos de los requisitos para obtener dicha certificación son:

  • Utilizar la menor cantidad de papel posible, dependiendo de la naturaleza del negocio.
  • Estar comprometido con alguna entidad sin fines de lucro que promueva el cuidado del ambiente.
  • Comprar herramientas de trabajo reusadas o hechas con material reciclado.
  • Reducir la cantidad de desperdicios sólidos.
  • Reducir las emisiones de gases contaminantes.

Hasta el momento, en Puerto Rico no hay estadísticas oficiales sobre cuantas empresas sustentables operan en el país. Pero parece ser que en la Isla, la tendencia en el ambiente de los negocios es hacia formar empresas que no contaminen ni abusen de los recursos naturales.

“Proteger el ambiente es algo, que yo creo que no solo debe ser importante para mí sino para todos. Pienso que mucha más gente debería empezar a montarse en la bicicleta e ir al trabajo. Verla como lo que es, un medio de transporte. No es solamente un deporte, ni algo recreativo”, expresó Rosado.

Se estima que en la ciudad de Nueva York transitan alrededor de 1,500 mensajeros en bicicleta. Esta proporción comparada con una población estimada de 19 millones de personas en esta ciudad vuelve a este negocio uno que se puede sostener. En Puerto Rico, el Departamento de Transportación y Obras Públicas no trabaja estadísticas que estimen la cantidad de ciclistas que transitan en la isla. Por otra parte, hay muy pocas empresas que se dedican a la mensajería en bicicleta, por tanto esta práctica se presenta como una alternativa saludable para iniciar un negocio con buenas posibilidades de mantenerse en el mercado.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=qJUzfNGsUf8[/youtube]

  • I simply want to say I am just all new to blogs and definitely loved your blog. Probably I’m likely to bookmark your blog post . You certainly have good posts. Kudos for revealing your website page.

compartir