Se anunció con bombas y platillos que habría mujeres Jefas de Gabinete y que eso era un paso la equidad; sin embargo la primera medida que eliminaron de la pasada administración fue la implementación de una educación con perspectiva de género a favor de la equidad y contra la violencia. En las vistas de confirmación, casi cuelgan a la Secretaria de Educación si no se expresaba en contra de esta medida. Cuando se desató el escándalo de Guaynabo, la renuncia del Alcalde tomó meses. En la semana de la mujer, el Gobernador acertadamente, le pidió la renuncia, y ni porque fue la ex Procuradora de las Mujeres, Justicia avanzó con los cargos y uno de los que puede ser sucesor, no cree que deban haber mujeres en la política porque “les toca la casa”. Una feminista le dijo más en un restaurante indignada, que todos los demás funcionarios de su partido. Estos días, leímos cómo hay una mujer encamada y cuadrapléjica por violencia de género, y el agresor, en la calle, mientras la familia estaba batallando su cuidado médico con su plan médico que le puso trabajas, la reforma.

El pasado domingo se celebró la Parada de Orgullo LGBTTQi en San Juan y el mismo día, a pesar de la oposición abierta del gobernador, legisladores del PNP aprobaron bajo el nombre de la Libertad Religiosa una medida, que es un copy paste de una en Estados Unidos, que fue declarada inconstitucional. Además, han circulado textos sobre las vistas de la revisión del Código Civil de Puerto Rico que, entre otras cosas, plantea si el concepto bíblico cristiano del sometimiento de la mujer al marido pueden ser considerados, que la adopción sea nuevamente de familias heterosexuales y que en el nombre de la “renovación generacional” se fomente el matrimonio tradicional, en otras palabras vamos a decirle que un matrimonio es más importante que otro porque straights deben tener sexo y bebés, “por el bien de la población”.

Si usted es como yo, creyente, debe de saber que Dios nos da libre albedrío. Y que en la ley, YA EXISTE UNA LIBERTAD RELIGIOSA, en donde usted puede practicar la fe que le dé la gana. No puedo convertir a la gente porque creo que lo mío es lo correcto, porque aún en la comunidad cristiana en PR hay varias denominaciones e iglesias y existen varias religiones que deben ser respetadas igual: judíos, Wicca, santeros, musulmanes, mormones, etc y aquellos que son ateos o agnósticos. El problema es que hay mucha gente como Tata, que practica la imposición de su punto de vista, que le gusta criticar. Recuerden siempre que buscaron crucificar a Jesús, porque estaban más pendientes a cumplir la Ley que a practicar las enseñanzas radicales de amor; igual el pueblo, prefirió soltar a Barrabás porque entendían más la violencia que el amor.  Y así hay muchos, que se quejan de lo que leen de esta Legisladora, pero le dieron el poder al hacerla la representante con más votos. Yo lo siento, pero nos hace un mal a los cristianos. Espero que todos los jóvenes que siguen en el closet, aquellos rechazados por la homofobia que han considerado el suicidio, los que están casados sólo por el qué dirán y no es lo que son y los viejitos de la comunidad que han vivido el rechazo histórico y luego de unos avances gente como Tata y Thomas River Schatzs, con comentarios llamándote familia torcidas, que quiere revertirlo, NO LE HAGAS CASO. Tienes el derecho a ser feliz y hay más gente que te ama como eres.

Hay algo bueno de esto, antes de la marcha masiva donde miles de puertorriqueños/as se congregaron, hubo una marcha que creó la pauta, la marcha de mujeres del 8 de marzo y aun asi en la radio, hubo quien las llamó revoltosas por defender sus derechos y quienes, hasta hoy, le dieron más importancia al tapón.

Y es eso lo que le dicen a las mujeres, aguanta, no vales. Y de todos los nombramientos, con el miedo de que por mencionar la palabra género todos se conviertan en gays como con una varita mágica, los tiene con los pelos de punta que hasta el gobernador que defendió a la Procuradora, retiró su nominación para esperar ahora dos meses adicionales a ver, si por fin tiene la aprobación. Y quién pierde… Las mujeres y la equidad de género,  porque lo tienen último en la agenda.

Por: Ada Alvarez Conde

 

compartir