Experiencias en el refugio del Coliseo Roberto Clemente:

Llegué el martes y me fui el jueves.

Se llenó el refugio más o menos a las 3:30pm. Había, como en Irma, un área de juegos para niños, uno podía ir con las mascotas y en la noche hubo música y kareoke hasta las 11:00pm, creo que fue una buena idea porque muchos estuvieron tensos.

Lamentablemente desde la llegada hasta la salida, hubo varios robos.

A las mamás con bebés chiquitos se le ubicó en un área aparte, solo una no quiso porque dijo que le gustaba el ruido.

Mucha gente estuvo agradecida de las 3 comidas brindadas, el chocolate caliente, etc.

La luz se fue a la 1:00am como muchos en PR.

Salió agua por el medio del techo y con las ráfagas comenzó a moverse el techo por lo que todos nos movimos al segundo piso. La Alcaldesa se paró en el primer piso y con un auto parlante anunciaba que ella estaría ahí parada hasta que todos subieran y que por favor mantuvieran la calma. En todo momento estuvo pendiente y al primer chance salió con las brigadas a limpiar caminos.

Las ráfagas sonaban como un rugido. Abundaban las biblias y los animalitos tranquilos al lado de sus dueños.

Mucha gente estuvo agradecida del trato. Rápido querían salir y todavía estaba el huracán y se le advirtió que por su seguridad mantuvieran la calma.

Sólo una persona me sacó de las casillas y comoquiera aproveché a hablarle. Una señora se puso en el portón y dijo me quiero ir, esto más tarde del miércoles cuando María seguía, le dije señora, ¿tiene transportación? Dijo no pero que alguien de aquí me lleve. De 3:00pm a 6:00pm un puñado de voluntarios (como 10) le dieron sopa a más de 500 personas en el refugio. La señora comenzó a decir que eso era una aguita porquería y que cuando se la dieron la botó. Hay gente así, pero no se puede pasar la oportunidad para crear consciencia de la gravedad de María o la realidad de cientos que pasan hambre.

En algún momento del martes en la noche vi a un viejito caminar al baño solo, su esposa le reclamaba que ella no se iba a parar por él, lo agarré y acompañé al baño a orinar, estaba en medias. Cuando volví a su catre le dije a la esposa que no dejara a su ser querido solo, el se sentó, dijo que Dios te bendiga y se puso su gorrita que decía Veterano de Korea.

Había mucha gente mayor. Niños jugando o calmados con sus padres.

Otra mujer, de Costa Rica, dijo que somos muy buenos. ‘En México hubo un terremoto y hay quizás una comida, aquí ustedes han dado tres y aùn así piden, ustedes dan mucho’

En fin, que unos 10 voluntarios, servimos comida y escuchábamos con paciencia las preocupaciones de todas esas caritas del Coliseo. Tiré esta foto cuando estuvimos en la cocina haciendo sandwiches para el desayuno. A esas manos, gracias. Cuando nos unimos hacemos cosas increíbles. Esta es otra experiencia innolvidable y juntos podremos hacer grandes cosas, desde la humildad, solidaridad y el trabajo en equipo pero inteligente, no desde la comodidad sino con visión para estar preparados al futuro. El huracán María, a dos semanas del huracán Irma, cambio a Puerto Rico. Es el momento de unirnos, el desarrollo solidario en Puerto Rico no es una construcción de pocos, urge ahora mas que nunca.

La paz para todos. 🕊

#PuertoRicoSeLevanta #Podemos #SisePuede

Ada Alvarez

Directora PRTQ

compartir