Foto de Puertografía

Casi un centenar de personas participó el pasado fin de semana de Relatos del Hambre, una actividad organizada por Acción de Pueblo.

Según explicó uno de los coordinadores del evento, Alvin Couto de Jesús, la actividad constó de tres partes. Dio inicio con una marcha de la Plaza Colón a la Plaza de Armas, en el Viejo San Juan. Caminaron entre las plazas personas que cargaban 25 maletas. Una vez llegaron a la Plaza de Armas arrancó un proceso en el que ciudadanos ventilaron sus relatos de hambre.

“Los relatos de hambre de cada uno de nosotros se parecen. El asunto de la crisis económica, que el dinero no nos da para llegar a fin de mes, los problemas con los planes médicos, el endeudamiento. Esta actividad pretende darle voz a la clase trabajadora, que mientras más medidas de austeridad se le impongan, más será empujada a la miseria”, explicó Couto.

Entre los relatos figuraron, una nevera vacía, una familia que decidió robar comida para darle algo a sus hijos, un cheque que no da para la compra o para los medicamentos o para ninguno, elegir entre que corten la luz o el agua, andar desocupado o desocupada porque el poder empuja al desempleo, no tener vivienda o tenerla y estar a punto de perderla,  el cierre de la escuela de una comunidad  o, incluso, el desalojo de esa comunidad.

En el evento dijeron presente ciudadanos, el Colegio de Médicos Cirujanos, la Coalición Anti-Incineración de Arecibo, representantes Partido del Pueblo Trabajador, entre otros. También asistieron comunidades como la barriada Morales, trascendió.

Tras ventilar los relatos de hambre, los manifestantes llegaron hasta La Fortaleza donde dejaron las maletas y enormes pasaportes.

“Se habla de la emigración, pero aquí la minoría, que son los políticos y los bonistas son los que se tienen que ir del país¨, dijo.

Lo próximo…

Tras recopilar los relatos de hambre de la ciudadanía los organizadores del evento evaluarán los logros y diseñarán estrategias.

“Para nosotros es importante propiciar un consenso entre las organizaciones y los grupos sindicales para poder desatar una acción de pueblo y una ofensiva contra las medidas de opresión. En principio exigimos que se audite la deuda. No estamos en condiciones de decir que se pague la deuda hasta saber cuán legítima o ilegítima es. Se debe hablar de planes de pago para la deuda externa, entre otras cosas”, advirtió Couto.

“Queremos construir un informe sobre el País que responda a lo que está ocurriendo en el País, partiendo de lo que vivimos y experimentamos quienes vivimos aquí. Contrario al informe Krueger o los análisis secretos que hace el gobierno junto a sus economistas, creemos que la crisis fiscal no es un asunto puramente matemático. Se trata, además, de crisis de derechos, que deben protegerse ante los bonistas y políticos. Las medidas de austeridad, los propuestos recortes a derechos de trabajadoras y trabajadores, el cierre de escuelas y la falta de acceso a transportación pública, vivienda y servicios de salud, entre otras carencias son el resultado de que gobiernen personas enajenadas de la realidad del País”, agregó.

  • I simply want to say I’m new to blogging and honestly savored your web-site. Likely I’m planning to bookmark your blog post . You surely come with superb articles. Many thanks for revealing your blog.

compartir