IMG_3006

Wilmarie Marrero Ortiz, candidata doctoral de química en Texas A&M University, será parte de la Convención Marco Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC/COP21), que que se lleva a cabo en París. El propósito de la convención es crear una hoja de ruta para disminuir las emisiones de CO2 a nivel global.

La joven boricua es la primera puertorriqueña y latina en ser seleccionada para representar a la Sociedad Americana de Química (ACS, por su siglas en inglés) en este importante foro. Dirá presente como delegada del programa Students on Climate Change, cuya meta es promover el conocimiento sobre el cambio climático mediante las Naciones Unidas como plataforma y utilizando los medios sociales como herramienta.

“Esta experiencia será única y me ayudara a combinar mis experiencias de investigación, mi educación interdisciplinaria y conceptos de política pública, para mejorar la educación sobre el tema del cambio climático”, dijo Marrero Ortiz.

“El poder conocer diferentes culturas y perspectivas es fascinante y más aún si hay ciencia envuelta. Desafortunadamente el tema del cambio climático, a menudo es comunicado de manera incorrecta, lo que alimenta la impresión de que hay una controversia a su alrededor. Por eso es importante que nosotros los estudiantes nos involucremos en temas de política pública y comunicación de la ciencia, ya que nos permite educar y hacer la ciencia accesible a públicos diferentes; conocer diferentes puntos de vista, e incluso hasta mejorar nuestra propia investigación”, añadió.

Marrero Ortiz obtuvo su bachillerato en química y ciencias ambientales en la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras (UPR-RP) en el 2012. Ese mismo año comenzó a cursar sus estudios doctorales en Texas A&M University, en donde su investigación se enfoca en la caracterización física y química de aerosoles atmosféricos.

Los aerosoles son partículas pequeñas suspendidas en el aire que pueden ser originadas de forma natural o antropogénica. Depende de sus propiedades químicas y físicas, estas partículas pueden tener un impacto en el clima, la visibilidad y la salud. Su investigación no solo conlleva experimentos dentro el laboratorio, sino que también incluye estudios de campo que la han llevado hasta China, en donde existe un problema serio de calidad de aire.

La joven científica dio sus primeros pasos como investigadora mientras era estudiante de escuela superior como parte de la academia sabatina de la Universidad Metropolitana (UMET). Mientras cursaba estudios universitarios realizó investigaciones en el área de química atmosférica con la Dra. Olga Mayol en la UPR-RP. Marrero Ortiz también ha realizado investigación en universidades en Estados Unidos y China. En el 2014, Wilmarie recibió la prestigiosa beca pre-doctoral de la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF, por sus siglas en inglés), una de las más competitivas a nivel de todo Estados Unidos.

* Comunicado enviado por CienciaPR.

compartir