A través de la creación de una pintura en vivo en la Placita de Santurce, Iniciativa Comunitaria, Inc. (ICI) se sumó a más de 100 ciudades alrededor del mundo que abogaron por dejar atrás las políticas punitivas y dar prioridad a la salud y los derechos de los consumidores de drogas. El evento celebrado el pasado viernes, 30 de junio, formó parte de la campaña mundial “Apoye. No Castigue” (Support. Don’t Punish) y fue coordinado a través del programa de reducción de daños Punto Fijo de la entidad.

El enfoque de este evento fue cambiar la mirada que se le da al uso problemático de drogas hacia una perspectiva de salud y de no criminalización. Y para llevar este mensaje ICI contó con el talento del artista Adriel López, quien creó una pintura en vivo inspirada en el lema de esta campaña. La pieza, un canvas de cinco pies de alto por siete pies de ancho, se realizó de 6:00 p.m. a 9:30 p.m. ante la mirada de cientos de personas que esa noche visitaban la Placita de Santurce.

“Con mucha humanidad” fue el título que López dio a su creación inspirándose en su percepción de la sociedad y la necesidad de que volvamos a humanizarnos dejando a un lado el individualismo y actuando como colectivo. “Es un llamado a practicar esos valores del amor y la compasión con todo aquel que se acerque a nuestras vidas sin nosotros tener ese peso de estar juzgando”, explicó López.

Durante la creación de la obra de arte, un grupo de voluntarios de la entidad sin fines de lucro ofreció información sobre la importancia de los programas para personas en uso problemático de drogas y sobre los beneficios de las estrategias de reducción de daños. Además, muchas personas del público se unieron a la campaña tomándose fotos con el logo de la campaña para publicarlas en las redes sociales utilizando la etiqueta de la campaña #SupportDontPunish.

“Este espacio nos da la oportunidad de convertirnos en agentes de cambio, de romper con prejuicios y sensibilizar al público sobre los derechos de las personas que sufren adicciones a drogas. En Iniciativa Comunitaria, tan solo durante el mes de mayo, intercambiamos 6,929 jeringuillas usadas. Con esta acción logramos que esas jeringuillas no se conviertan en vehículo de transmisión de enfermedades, ni que terminen en los parques y áreas públicas por donde pasamos diariamente”, indicó Yorelys Rivera Amador, directora ejecutiva de ICI.

Los integrantes de esta organización creen firmemente en la efectividad de los servicios de reducción de daños como una alternativa viable y eficaz para atender la salud de las personas más vulnerables que consumen drogas. Algunas de estos servicios son el intercambio de jeringuillas, las terapias de sustitución de opiáceos basadas en evidencia, las pruebas de hepatitis C y VIH y la canalización a tratamiento.

Actualmente existen 5 programas de reducción de daños en Puerto Rico que son auspiciados por el Departamento de Salud. A pesar de la evidencia científica sobre la efectividad de estos programas en minimizar el contagio de VIH y la Hepatitis C, no reciben los fondos suficientes para ofrecer los servicios de manera recurrente a la población. Se invierte de $23.00 a $71.00 anuales en una persona que asiste a un programa de reducción de daños lo que contrasta con los $481.00 que se invierte al año en una terapia antirretroviral. Lo que evidencian estos datos es la necesidad de alternativas salubristas efectivas que fomenten la prevención.

 

Hiperenlaces:

compartir